Noches acústicas. Escribo mientras se termina de secar mi alma

Anónimos del mundo

Para olvlidar es preciso tener noción de algo como antecedente. Afortunados los que no tuvieron jamás, en su existencia, la gloria y la desdicha de ver su nombre escrito en algún lado. Sobre las páginas de ningún libro quedó documentada su tragedia. Ni su nombre fue nunca devorado por tantas bocas infames, ni escupido en un charco de veneno. De ellos es el mundo verdadero. Afortunados ellos que nacen y mueren en la ignorancia total.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s