Noches acústicas. Escribo mientras se termina de secar mi alma

Asunsión

La vida no regala nada, sólo vende, presta, cobra a plazos, arrebata, embarga,  intercambia, devalúa, desecha, deshace, recicla…  revende…

Y tú.

Le entregaste tus manos a mi aurora velada. Espléndida mirada para recomenzar. Eres más buena aún, y mucho más sincera que la vida.

Le cerrabas tus ojos.  La bóveda compacta que no te miró abrirlos. Alumbrar la mañana de tu exaltación. No más antecedente en tu llegada, tenías la mirada al rescate de un mundo hablando para ti.

Lates en cada esquina donde tu desamparo nos ahoga. Lates. Lates. Lates. Lates. Lates. Falleces.
Cada vez que falleces traes más vida en tu muerte. Tan repentina. Tan necesaria…

Tan exacta.

Anuncios

Una respuesta

  1. Una hipoteca usurera!!!

    15 mayo, 2013 en 5:23

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s