Noches acústicas. Escribo mientras se termina de secar mi alma

Lo inflamable

Hay días que transpiro soledad. Y tu humor complementa mi delirio. No puedo. No es verdad, yo te amo, yo te creo, yo sé, responde, vuelve ¡Vuelve!

Pero es el veneno, nada más, otra vez. Incontrolablemente. Veneno.

Me dijo que este infierno no acabará jamás. Aunque se parta el tiempo, no acabará jamás. Reanudarás la búsqueda,  vencido, renovado. Estrenarás un beso cada vez. A ella le dirás que es tu milagro, tu equilibrio. Le dirás que en sus ojos aún hay esperanza y tomarás su apremio, su cintura. Se perderá. La perderás. Su alma seca vendrá para avivar la noche que nos quema. Su alimento.

-Ven, acércate,  hermana  –le diremos-, ven a quemarte ahora junto a nosotras.

Anuncios

Una respuesta

  1. Este es el infierno…

    5 mayo, 2013 en 15:21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s