Noches acústicas. Escribo mientras se termina de secar mi alma

Una carta, un no poema, nuestras canciones y esta despedida

Carlos:

Te presiento de nuevo en la balanza, en eso que tú dices que es como un columpio del que no acabas nunca de bajarte. Te presiento impotente ante tu libertad y tus recuerdos, cansado de no tener perro ni dueño, cansado al mismo tiempo de tenerlos. Espero que estos sean presentimientos míos, nada más alejados de la realidad. Espero haber perdido aquella conexión y ahora sí, ahora sí reinventarnos dentro de nuestros limites, traspasar nuestros límites sin tener que dañar lo que nos une y lo que nos separa.

Carlos, fuiste lo más perfecto y más odiado por mis instintos, fuiste lo más deseado por mis presagios. Até mis esperanzas a mi nombre. Me compuse otros nombres para evitar nombrarte. Solté mi libertad para que la tomaras sin darme cuenta aún del daño que te hacía, del dolor que me estaba procurando. Perdóname por favor. Fue mi culpa y nunca fue mi culpa. Quizá no había remedio. Quizás fuera éste el plan desde el principio. Nunca quise quererte de una manera tan equivocada. Tienes que recordar que fuimos unos niños descubriendo el presente.

Yo nunca hubiera entregado mi cuerpo a alguien que no fuera capaz de desnudar mi alma. Quizá nunca te tuve la suficiente confianza. Quizá fuimos más sueño, más poesía, más esperanza, más energía que verdad. Tal vez no, quizá después de todo ya tampoco importa.  He dejado los restos de mi infancia, mi piel no es lo que era cuando tú me quisiste, mi cara tiene el tono de otras épocas, mis facciones se han aseverado mucho. Me descubrí más muerta y más resucitada que nunca. Contigo supe ver lo que no es el amor. También lo que sí ES.  Carlos, tú ser es una bendición.

Mi escritura ha cambiado. Ya no somos los mismos, es cierto. Las mujeres que amas tampoco son las mismas, ni volverán a amarte a tiempo que tú así lo decidas. Tú lo dijiste, debemos aprender a dar sin aprehensión, sin restricciones, sin previsión ni horarios, sin esperar nada a cambio. Y eso, eso precisamente es lo que intento hacer ahora.

Te libero de todas las raíces que pensaron tocarte de este mi corazón elástico que tanto acariciaste con tus cartas, éste mi corazón de mandrágora dulce. No espero verte más, tampoco estoy negando cualquier hecho. La vida es lo que es y nadie puede ir en contra de eso. Somos presente, somos sol, arena, mar…. somos esto. Siempre fuimos y seremos esto: esto que nos visita, esto que nos desnuda… esto que nos transforma. No espero más de ti ¿Cómo podría si me has dado el regalo más grande del mundo? El amor. La libertad, por supuesto.

Voy a dejar de hablar del corazón, te lo prometo, voy a dejar de hablar de todo esto, este músculo  frágil que se volvió de hule, que se volvió de goma para evitar romperse, para que no escucharas el crujido asfixiante de sus gritos, que se volvió silencio para no ensordecerte… que tanto empeño puso en deslumbrarse ante toda mirada que volvía…  para no hacerte daño con mi melancolía.

Creo en ti, creo en tu mundo. Aquí hay un abrazo esperando a que bajes de tu columpio, por si decides volver y caminar aquí… sobre el suelo mojado que pisan los mortales. Si no fuera así, si quisieras al fin dejarlo todo y te soltaras, y volarás más lejos, más allá de ti mismo, si prefirieras esa levedad.. si crecieras al limite, si evaporaras todo lo que fuiste… yo sería feliz sabiendo que me amaste, sabiendo que te he amado y nunca te olvidé. El abrazo va a ti, pegado a ti,  como si fuera parte de tu ser. En este punto es imposible revertirlo.

Adiós, Carlos. Hasta siempre. Te amo.

Anuncios

Una respuesta

  1. Usted ya lleva el alma desnuda, hermosamente desnuda.

    11 enero, 2013 en 20:45

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s